Mitos sobre la Dieta BARF en Perros

Cuando se habla de alimentación natural para perros, también conocida como dieta BARF o ACBA nos encontramos con muchos mitos o mentiras muy arraigadas y que todo el que desconoce profundamente el tema a pensado en alguna ocasión.

1. Si mi perro come carne cruda se vuelve agresivo.

Ningún estudio demuestra que un perro alimentado de forma natural, es decir, como se alimentaria en estado salvaje, se vuelva más agresivo que uno alimentado con concentrado. La educación, genética, etc… hacen un papel fundamental para determinar el carácter de tu perro, inclusive se sabe que muchos perros con problemas de comportamiento (ansiedades y miedos) mejoran con el simple hecho de darles una alimentación natural apropiada.

2. Los huesos están prohibidos porque son peligrosos.
Esto es una verdad a media, los huesos COCINADOS son peligrosos para cualquier animal ya que pierden su estructura molecular, pierden el agua y se vuelven duros y problemáticos. Cuando alimentamos de forma natural los huesos deben darse crudos, de esta manera no correremos el riesgo de provocar problemas gástricos en nuestros amigos.

3. Este tipo de alimentación es mucho más cara que los concentrados.
Ciertamente si comparamos esta alimentación con un concentrado de gama baja puede resultar un poco mas costoso pero no debemos centrarnos en el gasto diario de comida, debemos mirar la calidad y sobretodo el gasto a largo plazo, ya que esta alimentación nutre a los animales y les otorga un sistema inmune impresionante, lo que hace que aparte de en la comida, ahorremos en salud, evitando por norma general muchas visitas al veterinario por problemas de alergias o canceres.

4. Tanta proteína es malo y causa fallo renal.
Un exceso de proteínas en un perro sano no es ningún problema de salud, no son humanos, su cuerpo está diseñado para comer un alto nivel de proteínas, modificarlas en otros nutrientes o acumularlas para cuando no haya, y en un último caso eliminarlas por orina sin ningún problema.

5. Si das carne cruda se les pudre el hígado.
Una vez más no existe ningún estudio que demuestre esto, supongo que se refiere al exceso de proteína por lo que volveríamos a mirar el punto 10 de este artículo.

6. Los perros pueden vivir a base de una alimentación vegana.
Sintiéndolo mucho y sin entrar en ideologías, estos animales están diseñados para comer carne, solo hay que ver su boca, garras, digestivo completo  e incluso su clasificación científica como CARNÍVOROS.

 

error: Por favor no copies el contenido de nuestra web.