¿Los perros se resfrian?

¡Sí! y en BARFTENDER+  te contamos como detectar un resfriado y que hacer al respecto.

Síntomas del resfriado
Estornudos: Igual que nosotros, ellos también estornudan cuando están resfriados pero en su caso, lo habitual es que lo hagan varias veces seguidas.
Mocos: Cuando están resfriados es habitual ver su hocico con mayor humedad y moqueo, lo que suele provocar un lamido de nariz más repetido.
Tos: Podemos encontrarnos con que nuestro perro tiene una tos seca que, en algunos casos, si es muy repetida puede llegar a producir vómitos.
Ruidos nasales: Es posible que nuestro peludo tenga problemas a la hora de respirar, al igual que nos pasa a los humanos. Podremos notar pequeños ruidos o silbidos al respirar, u otro sonido más fuerte. Cuando se dé éste último, parecerá que el perro no puede respirar y se ahoga.
Malestar: Si nuestro perro está acatarrado, puede que sienta malestar, cansancio y lo veamos más decaído. Incluso es posible que tenga algo de fiebre y pérdida de apetito.
Ojos llorosos: Puede que nuestro perro muestre los ojos más humedecidos o llorosos.

Tratamiento
Hidratación: Es necesario que tu perro beba agua abundante para que se mantenga hidratado. Tiene que tener a su disposición agua fresca y limpia (como habitualmente) y debemos controlar que beba. En caso contrario, tendremos que ayudarnos de una jeringuilla para dársela nosotros mismos.
Paseos cortos: Si nuestro perro está resfriado, lo ideal es acortar durante unos días los paseos para permitir que descanse y no se fuerce.
Evitar baños: Es conveniente evitar los baños para que el resfriado de nuestro perro no empeore con la humedad.
Visita al veterinario: Visita a tu veterinario habitual para que le haga una revisión a tu mascota y, si es necesario, te recete medicación que ayude a su recuperación.
Prevención
Evita los cambios bruscos de temperatura: Si tu perro es propenso a resfriarse y en la calle hace mucho frió, puedes optar por ponerle un saco. Todo depende de cada perro, su tamaño y su pelaje.
Evita la humedad: Cuando bañes a tu perro sécalo bien, asegurándote de que no quede quede humedad en el cuerpo.

error: Por favor no copies el contenido de nuestra web.