¿El tabaco afecta a nuestras mascotas?

“Los felinos que viven con personas fumadoras tienen el doble de posibilidades de padecer cáncer y tumores como el linfoma, que afecta a la sangre”, explica la veterinaria Carolynn MacAllister, de la Universidad de Oklahoma, quien ha estudiado el peligro del humo de los cigarrillos para las mascotas.

Pero no solo son los gatos fumadores pasivos, como las personas, también los perros sufren los peligros del humo del tabaco que otros fuman. “El humo de los cigarrillos ha sido relacionado con un incremento del cáncer de pulmón en canes e incluso en pájaros domésticos”, añade Carolynn.

“Los perros que son fumadores pasivos, porque están expuestos a los cigarrillos que encienden sus dueños, tienen también mayor riesgo de desarrollar un cáncer respiratorio”, concluye otro estudio sobre el tabaco en las mascotas realizado por la Universidad de Colorado (EE.UU.).

Además, los canes más vulnerables son los que tienen hocicos más largos, como los de la raza collie. El motivo es que la exposición nasal a las sustancias del tabaco es mayor que en los perros chatos por el tamaño de sus hocicos.

Los gatos y perros comparten nuestra vivienda y suelen pasar más tiempo en ella que el resto de la familia. Esto les hace aún más vulnerables al humo de los cigarrillos.

Según un estudio realizado por la Universidad de Tufts (EE.UU.) los gatos que viven en hogares donde se fuma tienen el doble de peligro de sufrir un cáncer de sangre y además son más vulnerables a padecer cáncer en la boca.

Si dejar de fumar era uno de tus propósitos para este 2017, ahora tienes un motivo más para hacerlo, ¡deja de fumar, tu salud y la de tu mascota mejorarán!

error: Por favor no copies el contenido de nuestra web.