Los beneficios de la dieta BARF

Si estás buscando información acerca de cómo puedes alimentar a tu perro con ayuda de una dieta BARF, has llegado al lugar indicado, a continuación te damos una lista de los beneficios de la dieta BARF.
1. Un buen sistema inmunitario, para un animal sano y resistente

El intestino grueso de nuestros perros y gatos está cubierto de millones de bacterias “sanas”, la flora intestinal. Una flora sana descompone la fibra y produce las vitaminas K y la biotina, a la vez que es muy sensible a agresiones exteriores como los antibióticos, el estrés y una alimentación inapropiada. Alimentando a un carnívoro a base de cereales como ingrediente principal puede afectar el ambiente intestinal negativamente, causando la irritación de las paredes intestinales y llevando a síntomas como diarreas e inapetencia. También queda afectado negativamente el sistema inmunitario que puede provocar alergias. Una alimentación a base de carne como ingrediente principal es el requisito de una flora intestinal sana y por lo tanto de un sistema inmunitario al 100%.

2. Una digestión perfecta, para un animal feliz y sin molestias

Los estómagos de perros y gatos suelen tener un pH de 1-2, o sea bastante más ácido que el de los seres humanos (2-3), sin embargo, con una alimentación basada en cereales el estómago se vuelve más alcalino llevando a varios problemas como la ralentización del vaciado gástrico. Por el contrario, la comida natural basada en carne ayuda a que el pH del estómago se mantenga en sus valores bajos, ácidos, asegurando un óptimo funcionamiento del páncreas y el hígado, dos órganos cruciales para la digestión.

Las enzimas son otro elemento clave para todo el proceso digestivo. La comida “viva” o natural cruda está llena de enzimas naturales que facilitan el trabajo al páncreas ya que este tiene que producir menos enzimas que cuando tu perro o gato ingiere comida cocida o procesada. En los ambientes ácidos estas enzimas florecen todavía más y permiten una óptima digestión sin causar a tu animal molestias innecesarias.

Lo que suele ayudar en todo este proceso es el hecho de que la comida cruda contiene agua natural. El pienso carece de agua, se hincha en el estómago de tu perro o gato y tiene un tiempo elevado de transición por el tracto gastrointestinal (10 a 16 horas para el pienso frente a 4 a 6 horas para la comida natural cruda). Por eso, su digestión es mucho más difícil, lo que, con el tiempo, puede dar origen a problemas gastrointestinales y también renales, por la falta de agua.

3. Más nutrientes y mejor absorción, para un animal activo y lleno de energía

La comida natural cruda prevé, entre otros, la inclusión de frutas, verduras y huesos carnosos crudos en la dieta. Al no ser procesada ni cocinada, conserva todos sus ingredientes y por lo tanto nutrientes en su estado natural y puro, como las proteínas, que no se degradan permitiendo su fácil digestión. Las frutas y verduras crudas son una excelente fuente de fibra y micronutrientes como vitaminas y minerales, que contrariamente a los aditivos artificiales, son fácilmente absorbidos por el organismo de los perros y gatos. Además proporcionan antioxidantes que ayudan a mantener la salud de tejidos como la piel y las mucosas del cuerpo – actúan como factores anti-edad naturales. Y los huesos crudos son cepillos naturales para perros que garantizan unos dientes limpios, evitan el sarro.

error: Por favor no copies el contenido de nuestra web.