5 Motivos por los que tu perro está perdiendo peso

Cuando los perros pierden peso, lo hacen por una razón muy simple, queman más calorías de las que consumen. Si notas que tu perro ha perdido más de un 10% de su peso corporal y no hay motivos aparentes, debes prestar atención.

Las pérdidas de peso sin explicación aparente en los perros pueden ocultar problemas de salud serios o enfermedades, en las que la pérdida de peso es una señal de alerta. Veamos cuáles son las causas más comunes de pérdidas inesperadas de masa muscular en los perros.

1. Diabetes: Es causada por déficit de insulina o por la incapacidad del organismo para absorber el azúcar de la sangre. La diabetes hace que el perro aumente su apetito, pero, a pesar de éso, el perro pierde peso. Los perros mayores y con sobrepeso son más propensos a desarrollar algún tipo de diabetes.
2. Tenia: Un perro con parásitos en su organismo es un candidato a perder peso. Los perros con tenias están particularmente expuestos a las pérdidas de peso. Las tenias son organismos vivos que viven en el intestino de los perros y se alimenta de los nutrientes consumidos por los perros.
3. Enfermedad hepática: El hígado procesa los carbohidratos y los azúcares que necesita el cuerpo de los perros. Si el hígado está enfermo, el órgano no será capaz de proporcionar esos nutrientes. Trastornos abdominales, en consecuencia, el cuerpo del animal se verá obligado a consumir los depósitos de grasa y los tejidos musculares para mantenerse con vida. Síntomas que aparecen en este tipo de dolencias son los dolores abdominales, la ictericia, la aparición de heces muy claras, la orina de color oscuro y las micciones frecuentes. En los casos de problemas hepáticos, cambiar la dieta es imprescindible. Si la enfermedad está causada por toxinas, lo más importante es retirarlas de la alimentación del perro. Los veterinarios también pueden prescribir medicamentos o suplementos adicionales para mejorar las opciones de lucha contra esta enfermedad.
4. Problemas de tiroides. Los problemas con el tiroides pueden llevar a un desequilibrio hormonal y a una aceleración de los procesos metabólicos. Con ello, el perro perderá peso.
5. Lesiones bucales. Si el perro tiene dolencias en su hocico, la alimentación se volverá dolorosa, por lo que comer será un problema. Si tienes sospechas de que tu perro puede tener problemas en la boca, acude al veterinario.

Recuerda que una perdida de peso también puede ser consecuencia de estados de ansiedad, enfermedades de corazón, cánceres o malas digestiones. Si observas que tu perro que pierde peso y se muestra menos activo, tiene vómitos, su piel está seca o no coordina bien sus movimientos, ¡cuidado!. Acude al veterinario cuanto antes por la salud de tu mascota.

error: Por favor no copies el contenido de nuestra web.